Tute y Jose Instagram

Es buena idea subir al Pan de Azúcar a última hora de la tarde para disfrutar las vistas del sol, el atardecer y la noche, en que se prenden las luces de la ciudad y el paisaje cambia por completo. Además, subir caminando el primer tramo y hacer sólo el segundo en funicular es muy recomendable. Muy verde, se ven monitos y hay puntos panorámicos en el recorrido. Para los curiosos, el morro tiene su propio helipuerto, y también se ven aviones despegando y aterrizando en el aeropuerto de la ciudad, a los que la geografía de Rio obliga a hacer maniobras muy vistosas. ¡La mejor de las vistas!